Quedó preso: condenado por matar, estaba libre y volvió a conducir borracho

Hace 12 días, 18 horas

El conductor ahora está preso porque el mes pasado lo sorprendieron en un control de alcoholemia que dio positivo y además con una licencia de conducir trucha

La Suprema Corte de Justicia ratificó la condena a Julio César Cruzate que había apelado la sentencia por la muerte de Fernando Quiroz ocurrida el 15 de junio del 2019. 

El fallo con la firma de los jueces Omar Palermo y José Valerio confirmaron la sentencia dictada por el juez Cámara Jorge Yapur que por el homicidio condenó a Cruzate por "homicidio culposo agravado" a 3 años de prisión  más la inhabilitación para conducir cualquier vehículo durante 10 años. 

Fernando Quiroz murió el 15 de junio del 2019. 

Fernando Quiroz murió el 15 de junio del 2019. 

Si bien la sentencia no estaba firme, Cruzate volvió a conducir un automóvil y el mes pasado fue sorprendido en un control de rutina donde el test de alcoholemia le dio positivo en 2.5 gramos de alcohol en sangre cuando lo máximo permitido es 0.50 gramos y además no tenía la póliza de seguro y la licencia de conducir era trucha. 

Por desobediencia judicial y por conducir en estado de ebriedad con documentación apócrifa, la Fiscalía ordenó la detención de Cruzate que fue trasladado a la Penitenciaria. 

Ahora su situación se agravó aún más porque la Corte ratificó el fallo condenatorio y por desobedecer una orden judicial Cruzate deberá enfrentar detenido otra causa. 

El hombre que ahora tiene 51 años fue encontrado culpable del siniestro que le costó la vida a Fernando Quiroz. El incidente vial ocurrió en la ruta 143 en Cañada Seca. 

Cruzate en el momento del accidente estaba alcoholizado y además circulaba en un Toyota Etios a más de 120 kilómetros por hora según se demostró en el debate oral y público. 

En aquella ocasión el hombre fue detenido, pero luego recuperó la libertad bajo una fianza de $350.000.