Curiosidades

Científicos descubren qué planta podría crecer en Marte

Hace 15 días, 12 horas

¿Será esta la clave para lograr establecer vida en nuestro vecino planeta rojo?

El musgo que crece en el desierto de Mojave y la Antártida podría ser una herramienta clave para establecer vida en el planeta rojo, dicen los científicos. Este musgo prospera en una amplia variedad de condiciones, desde la Antártida hasta el desierto de Mojave en California (Estados Unidos, y afirman que podría sobrevivir en la superficie de Marte sin estar protegido dentro de un invernadero.

Se trata de la especie Syntrichia caninervis, una especie de musgo que es capaz de resistir condiciones similares a las de Marte, incluyendo sequía, altos niveles de radiación y frío extremo, por lo que podría ser la clave para abrir la posibilidad de vida en Marte. En la naturaleza, este musgo forma la corteza biológica del suelo, una cubierta vegetal extendida y resistente que a menudo se encuentra en tierras áridas.

El primer estudio de este tipo analizó la adaptabilidad y el potencial de supervivencia de estas plantas. También investigó el potencial de cultivar estas plantas fuera de invernaderos y al aire libre en Marte. Y es que, para que una planta pueda medrar en Marte necesita soportar el aluvión constante de radiación debido a la tenue atmósfera (que además está compuesta principalmente por dióxido de carbono en un 95%), el frío extremo de sus temperaturas y también la sequía.

Cómo hacer crecer plantas en Marte

Científicos descubren qué planta podría crecer en Marte

Y parece que la candidata ideal es Syntrichia caninervis. Los investigadores sometieron a Syntrichia caninervis a una serie de pruebas rigurosas en su laboratorio, llevando la planta al límite. Para evaluar su resistencia al frío extremo, los científicos chinos almacenaron el musgo a -80°C en un congelador especializado durante tres y cinco años. Además, lo mantuvieron a -196°C en un tanque de nitrógeno líquido durante 15 y 30 días. En cada uno de los escenarios, las plantas lograron regenerarse después de ser descongeladas.

De la misma forma, en condiciones controladas de laboratorio, los investigadores también sometieron el musgo a niveles elevados de radiación gamma. Nuevamente, esta planta demostró ser capaz de sobrevivir a niveles de radiación gamma que serían letales para la mayoría de las plantas, pero parece que incluso niveles de 500 Gy (gray - la cantidad de radiación absorbida por un objeto o persona-) estimulan el crecimiento de estos resistentes musgos. Por ponerlo en perspectiva, la exposición a alrededor de 50 Gy causaría daños graves, incluso la muerte, en humanos. Esta planta parece que no solo no sufre daños celulares catastróficos sino que demuestra una increíble adaptación natural. Incluso en el entorno de condiciones simuladas del Centro de Simulación de Atmósferas Planetarias de la Academia China de Ciencias, el musgo demostró una tasa de regeneración del 100%, incluso después de soportar estas condiciones durante hasta una semana. Los resultados son sorprendentes cuanto menos.

"Nuestro estudio muestra que la resiliencia ambiental de S. caninervis es superior a la de algunos microorganismos y tardígrados altamente tolerantes al estrés", escriben los investigadores, entre los que se encuentran los ecologistas Daoyuan Zhang y Yuanming Zhang y el botánico Tingyun Kuang de la Academia China de Ciencias. "S. caninervis es una planta pionera candidata prometedora para colonizar entornos extraterrestres, sentando las bases para la construcción de hábitats humanos biológicamente sostenibles más allá de la Tierra".

Cultivar plantas terrestres en Marte podría ayudarnos a hacer que su superficie árida sea al menos un poco más habitable. "Los conocimientos únicos obtenidos en nuestro estudio sientan las bases para la colonización del espacio exterior utilizando plantas seleccionadas de forma natural y adaptadas a condiciones de estrés extremas", apuntan los expertos.

Científicos descubren qué planta podría crecer en Marte

Aunque se trata de un hallazgo interesante, aún queda mucho por hacer antes de que los humanos comencemos a cultivar en modo de prueba este tipo de plantas en suelo marciano. No solo necesitamos llegar primero a Marte -que está a 225 millones de kilómetros de nosotros-, sino que la investigación sobre la vida vegetal en el espacio aún se encuentra en sus etapas iniciales. Eso sí, lo siguiente, será probar este musgo en condiciones espaciales reales para ver si se pueden replicar los resultados en la Tierra.

"Aunque aún queda un largo camino por recorrer para crear hábitats autosuficientes en otros planetas, hemos demostrado el gran potencial de S. caninervis como planta pionera en crecimiento en Marte. De cara al futuro, esperamos que este prometedor musgo pueda llevarse a Marte o a la Luna para seguir probando la posibilidad de colonización y crecimiento de plantas en el espacio exterior", concluyen los científicos que han publicado sus conclusiones en la revista The Innovation.